Escuchanos por Internet


en Web en Blog

2.6.08

Pegame, pero decime Marta

La estrategia de presentación de las medidas
El gobierno escuchó por fin a los productores y bajó las r
etenciones móviles que se aplicaran a partir de los 600 dólares. También incluyeron a los monotributistas en las compensaciones y ampliaron la devolución de los fletes a los productores más alejados del puerto. Los dirigen-tes agropecuarios rechazaron la medida y dijeron que no es suficiente. No. No es que me volví kirchnerista. Esta es la forma en que la presentación de las
medidas queda registrada en un ciudadano común que lo ve por televisión a varios kilómetros de la tierra. Con el cansancio que generó el conflicto en la gente, hasta la mentira maquillada se vuelve tolerable. El gobierno miente muy bien presentado, y el campo dice la verdad sin argumentos de ningún tipo.
Todos sabemos que esas medidas no significan nada para un productor y para el problema del campo en general. Pero no sirve que el productor lo sepa sino que lo entienda el ciudadano común. Porque el gobierno solo reacciona cuando ve que cae su popularidad. Solamente en ese contexto el campo puede llegar a conseguir algo de lo que reclama. Y el que pierda el apoyo de la opinión pública… pierde.
La decisión de nestor kirchnner (en minúscula en señal de repudio) desde hace ya un tiempo es dejar que los ruralistas se desgasten en las rutas. Apostar a un conflicto a larguísimo plazo y cansar a la opinión pública del tema. Lograr una disminución del espacio que le dedican al conflicto los medios masivos de capital, y dejar que se apague solo. Nos guste o no, ¡es una estrategia!
El campo no tiene un plan. Y si lo tiene no se ven en las acciones cotidianas. Y mayor es la necesidad de un plan si el conflicto “va para largo”. La presencia en las rutas, más desgasta a las bases que al gobierno. La retención de granos se corroe en el horizonte de los próximos granos que vendrán. La presión sobre legisladores esta siendo liviana todavía. El espacio que los medios hoy le regalan a la dirigencia no va a durar por siempre y el discurso del campo frente a la ciudad se desdibuja día a día por el enorme manejo que desde el gobierno se hace para defender las mentiras sobre el conflicto.
El campo necesita urgente un cambio de rumbo en la protesta. Un nuevo oxígeno. Una estrategia de largo plazo sustentable. Todo el formidable esfuerzo que realizó para llevar adelante un dialogo inútil con el gobierno debe volcarlo ahora a explicar la realidad del productor a la gente común de las ciudades desde cero nuevamente. Unificar la relación entre el discurso y el plan de acción. Aprovechar cada segundo en cada programa a los que los invitan en los medios masivos. Y plantear una campaña publicitaria permanente contestando puntualmente a cada frente de ataque que el gobierno le abre.
Los plazos juegan para el gobierno. El desconocimiento de la producción agropecuaria en la gente común es un error del sector que viene de años atrás y que hay que cambiar. El conflicto como esta planteado hoy, no le sirve al campo. La verdad, en este juego, también necesita ser explicada.
Lic. Marcelo Righetti
Comunicador Social
Miembro del equipo de Palabra Rural

http://www.palabrarural.com.ar/

No hay comentarios.: