Escuchanos por Internet


en Web en Blog

17.4.08

ESTRATEGIA MEDIATICA PARA EL CONFLICTO

Soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Comunicador Social con especialización en Medios Masivos de Comunicación, ambas carreras cursadas y aprobadas en la Universidad Nacional de Río Cuarto. La empresa que dirijo junto a mis dos socios produce el programa agropecuario PALABRA RURAL. Hoy en la coyuntura que nos toca vivir, siento la necesidad de hacer un aporte a las autoridades y productores, de pautas de comunicación que me parecen deben tenerse en cuenta en esta situación.

Por primera vez en la historia el campo se ganó en las rutas un lugar impensado años atrás. Hoy los productores son un jugador con valor en la realidad mediática e inclusive en la cocina política. En una asamblea en la que participé en Río Cuarto los productores veían la necesidad de seguir teniendo presencia en lo medios masivos, e inclusive planificaron una forma de recaudar fondos para ese fin.

Lo cierto es que hoy en día el campo tiene espacio en los medios e inclusive no necesita pagar por él. Pero para acceder a estos espacios necesita planear una estrategia que mantenga el problema en la agenda de los medios. Debe dejar el lugar de quien responde a la coyuntura diaria para ser quien genera el tema del que se va a hablar en la agenda diaria.

Los objetivos que el campo tiene (baja de retenciones, un plan ganadero, un plan lechero y un plan agropecuario general) no van a llegar de la mano de la decisión del gobierno. O el campo logra imponerlos o pierde la pulseada. El gobierno tiene un plan: no darle nada al campo y seguirle sacando su rentabilidad. Para conseguirlo maneja dos frentes: un discurso mediático y acciones concretas. En el discurso mediático se presenta para la audiencia como dispuesto al diálogo y en busca de un plan para el sector. En las acciones concretas instala en la cabeza de la gente la legitimidad de las acciones en contra de los productores.

Hacia donde va este doble juego:

- Desgastar a los directivos para que sean ellos los que den el portazo final. Esto los coloca frente a la gente como los que quieren dialogar y el campo el que se va del dialogo.
- Legitimar las retenciones. Frente a un posible nuevo paro y corte de abastecimiento lograr la mayor cantidad de adhesión en la opinión pública para que no tenga el campo el apoyo de gente extra al sector.
- Justificar el aumento de precios. Un chivo expiatorio perfecto para blanquear la presión inflacionaria.

Si el campo debe indefectiblemente llegar de nuevo a cortes de ruta, necesita juntar la mayor cantidad de opinión pública a favor. El campo necesita armar una estrategia de acción y comunicación en los medios que trabaje articulada. No se puede dejar de lado todos los frentes discursivos que el gobierno le abre mientras dialoga, porque esto, si bien no cuenta necesariamente a favor del gobierno, juega en contra, sin dudas, del objetivo del campo.


Me tomo el atrevimiento de proponer algunas acciones enfocando sobre todo el impacto comunicacional que me parece serían útiles para cambiar la tendencia de perdida de adhesiones que sufre el discurso de las entidades, producto del paso del tiempo y de las acciones concretas en comunicación del gobierno.


1- CAMBIO DEL EJE DE LA COMUNICACIÓN

El campo como generador de los hechos. En este momento se encuentra instalado en los medios el doble juego del gobierno (diálogo y enfrentamiento). Hay que abandonar las conversaciones y acompañar la acción con el discurso de la imposibilidad de trabajar de esta forma y de la falta de seriedad del gobierno y de los interlocutores. En el mismo acto hay que plantear que el campo va a armar una mesa de diálogo seria, multisectorial y activa, para diseñar un plan.

2- LLAMADO A DISEÑAR UN PLAN AGROPECUARIO NACIONAL

El llamado a la conformación de la mesa debe formularse en un pequeño acto con público invitado, mas los medios, buscando en la estética del lugar una puesta similar a los discursos que suceden en casa de gobierno. En este acto debe invitarse (con fecha concreta y hora concreta y con nombres y apellidos de los participantes) a integrar una mesa de trabajo desde donde planificar hasta en su más mínimo detalle un plan agropecuario nacional. La mayoría de los sectores deben estar contemplados, industria, comercio, ONGs, etc. En las invitaciones deben ser leídos como invitado algún miembro del gobierno nacional. La selección de los invitados debe realizarse explotando el reconocimiento positivo en la sociedad. Debe haber en las invitaciones referentes de la oposición.

3- EL DISEÑO CONCRETO DE UN PLAN AGROPECUARIO

En la discusión planteada con el gobierno las entidades viene comunicando que los anuncios son imprecisos, que los mecanismos no son viables, que las medidas son a corto plazo e insuficiente, etc. Pero la opinión pública no ve (salvo la retracción de las retenciones) que los ruralistas presenten alternativas concretas y más amplias que le permitan defender la rebaja de retenciones. El gobierno ha esgrimido razones que suenan válidas para subir las retenciones y si el campo quiere que se rebajen, tiene que ser en el marco de un plan global con mucho consenso y peso político. No debe tener grietas donde el gobierno pueda atacarlo y debe contener también soluciones concretas a los problemas de la gente común (precios de alimentos). Los plazos de realización de este plan serán sin duda una espera menos desesperante para los productores que los tiempos que hoy se manejan sin un objetivo y sin credibilidad en los resultados. El plan debe permitir la participación en el envío de propuesta de las bases.

4- VOTACION EN ASAMBLEAS DE PRODUCTORES

Es necesario repetir el gesto que más respaldo le ha dado a la protesta frente a la sociedad, el voto de ciudadanos libres levantando su mano. Hay que explotar ese gesto, ese signo. Durante lo que lleva el conflicto este sistema le ha dado una legitimidad inusitada a las decisiones frente al ciudadano común, que no pudo ser cuestionado ni en los discursos más duros. Una debilidad instalada del gobierno es la forma autoritaria de manejo de la política. Esto debe ser resaltado en cada asamblea y contrapuesto al manejo discrecional de los fondos, ya que estos dos puntos son los más difíciles de rebatir por el gobierno.

5- PRESENTACION A LA CIUDADANIA EN CONFERENCIA DE PRENSA

En conferencia de prensa debe presentarse el plan terminado y aprobado por los productores. Esta presentación debe estar enfocada “al ciudadano común” como resultado del esfuerzo de mucha gente y como la solución del campo para la comunidad toda. En la medida que el plan tenga mayor apoyo de la opinión pública, más fuerza posee para poner la comunicación en fase negativa para el gobierno que tiene que responder y que de no aceptar justifica las acciones futuras que el campo necesite realizar. De no conseguirse el objetivo de tener un plan agropecuario a largo plazo todo el proceso deja cargado al campo del apoyo en la ciudadanía que necesita para las medidas de fuerza que impongan dicho plan. Por supuesto el plan debe ser enviado al gobierno comunicando el envío por los medios.


Durante el tiempo que demanda este proceso descrito, hay que apoyar el mensaje con una campaña mediática de radio y televisión, orientada a responder a los frentes que el gobierno ya ha abierto o eventualmente pueda abrir. La presentación del plan debe estar acompañada del pico máximo de inversión publicitaria en busca de apoyo y legitimidad. También deberá unificarse la línea argumental de los distintos actores de las entidades agrarias que son invitados a los programas masivos de los medios. De esta manera cada cual conserva su manera de expresar las cosas pero no se fisura el mensaje general que le llega a la gente.

Espero que este texto no sea visto como una intromisión sino como un aporte desde una perspectiva comunicacional para alcanzar los objetivos que todos deseamos.








Marcelo Righetti
Licenciado en Ciencias de la Comunicación

No hay comentarios.: