Escuchanos por Internet


en Web en Blog

7.6.13

La ganadería bovina provincial presente en el Simposio Internacional de Producción Animal

La producción bovina en San Luis es una de las actividades productivas que se relaciona estrechamente con los recursos naturales y representa un alto interés social por la cantidad de familias vinculadas a la misma. Estos conceptos, y otros relacionados a la evolución de distintos parámetros técnicos, fueron presentados por un especialista de INTA San Luis en un Simposio Internacional de Producción Animal de la Universidad Autónoma del Estado de México.

03 de Junio de 2013
La  ganadería bovina provincial presente en el Simposio Internacional de Producción Animal
El  Doctor José Luis Riedel desarrolló algunos aspectos de la ganadería bovina realizada en la Provincia de San Luis. Entre ellos, resaltó que estos sistemas están basados casi en su totalidad en el pastoreo directo y que tienen una fuerte relación con los recursos naturales. Esto, porque de la gestión del pastoreo depende la productividad del pastizal y también su estado en términos ambientales. 
En el aspecto social, el especialista brindó su aporte haciendo hincapié en la importancia de contribuir al fortalecimiento y eficiencia de la actividad. En este sentido, remarcó que la ganadería bovina es fuente de trabajo e ingresos para 10.000 unidades productivas, lo que implicaría una participación directa de unas 40.000 personas si se estima un promedio de 4 integrantes por grupo familiar; pero a eso deben agregarse otros participantes en la actividad, como son los profesionales privados, los empleados rurales, los comercios del ramo, entre otros.
Entre los tópicos señalados por el investigado se destaca el uso denumerosas tecnologías para la optimización de esta actividad. Unas de muy bajo nivel de inversión y que pueden ser consideradas en su mayor parte tecnologías de proceso. Estas, básicamente apuntan a un ordenamiento de los rodeos, a la selección de los vientres por producción, al estacionamiento de los servicios para hacer coincidir los requerimientos del animal con la oferta forrajera, a los destetes oportunos, entre otras. A su vez, explicó que también existen  alternativas con mayor nivel de inversión, como puede ser la siembra de pasturas, el apotreramiento y la suplementación estratégica.
Desde este lugar destacó que en todos los casos se trata de herramientas, que adecuadamente gestionadas, generan rápidas respuestas en los sistemas. En su mayor parte, estas tecnologías han sido probadas localmente y son conocidas en los distintos ambientes de la Provincia de San Luis por muchos productores.
Algunos indicadores a tener en cuenta
Según diversos análisis realizados por el Dr. Riedel, en base a datos registrados por SENASA, hay mucho para trabajar en la eficiencia, ya que a pesar de los desarrollos tecnológicos, en la última década los índices de procreo han estado normalmente alrededor del 60% y a veces debajo de ese valor. En ese mismo período, y en cuanto a la evolución de las existencias totales de ganado bovino en la provincia, los años de inferiores valores son el  2004 y el 2011, cercanos al millón y medio de cabezas, y el máximo se alcanzó en el 2009 aproximándose a los dos millones de cabezas.
Diversas causas explican estas oscilaciones, entre ellas se remarca el efecto climático, ya que los dos años identificados como piso son siguientes a períodos de intensas sequías (2003 y 2009). No obstante, el aspecto a observar, según remarcó el investigador, es la dinámica interna del stock, ya que en el análisis de los registros se observa una marcada reducción de la carga en los departamentos del centro este provincial, en los que fue disminuyendo entre 2003 y 2010, pasando de 0.42 a 0.24 Equivalente Vaca por hectárea. A su vez, se observó un incremento en las regiones menos favorecidas agroclimáticamente como el sur-oeste y nor-oeste, en este último caso la carga se incrementó desde 0.08 Equivalente Vaca por hectárea en 2003 alcanzando un extremo de 0.12 Equivalente Vaca por hectárea en 2010. 
La necesidad de conocer las características de las explotaciones, como condición para contextualizar las tecnologías para la optimización de los sistemas también estuvo presente entre los aspectos presentados por el investigador. De esta forma, los objetivos se relacionan mejor con la problemática y la metodología, es más acorde a las tipologías, enfatizó el Dr. Riedel.
Para el caso, ejemplificó con la distribución de las unidades productivas y de las existencias según estrato de productores. Esto muestra que el estrato de menos de 100 cabezas en stock es el más representativo, comprendiendo 5.800 productores, es decir, más del 50% del total; pero estos productores solamente concentran el 9,4% del total del stock bovino de la provincia. Por otra parte, hay una relevante participación de productores en el estrato que dispone entre 100 y 500 cabezas en stock, superando el 30% del total de productores. Es evidente que las características de los productores de cada estrato, así como sus objetivos, son diferentes. Tan diferentes como para que los objetivos, las estrategias de trabajo y los resultados a esperar también lo sean.

Para más información:

Comunicarse al siguiente E-mail: riedel.jose@inta.gob.ar

No hay comentarios.: